Bienvenidos

dimecres, 12 de febrer de 2014

Crónica de la tercera jornada en la Liga Infantil de Ajedrez del Maestrat


[Img #29977]En el Centro Aragonés de Vinaròs, sede de la Liga Infantil de Ajedrez promesas del Maestrat, patrocinada por Vinos Magnanimus, en una apacible jornada de bonanza meteorológica, el sábado 8 de febrero, se jugó la 3ª jornada. El local es ideal para la práctica del juego, grande, no es de paso para el funcionamiento del restaurante y muy bien iluminado.
   
Los metales serían para los siguientes jugadores al final de esta tercera jornada:




Sub-12 

1º Quim (Su cualidad más destacada es la intuición)
2º Dani (Lo que mejor le define es su concentración)
3º Rubén ( Es un experto en esto del ajedrez)

Sub-10

1ºAlbert  Robles (Jugador de gran visión táctica)
2ºEirián Cruz (Revelación)
3ºAndrés Fernández (Muy completo)

Sub-8

1º Yeremi Sielva (Torbellino)
2ºRuben Vinuesa (Inteligente)
3º Yunay Sielva (Otro torbellino)

No me gusta centralizar en un solo jugador toda la atención, pues son treinta los niños que juegan en esta liga, y cada uno la merece. Y es totalmente injusto. Pero, creo que estamos ante un verdadero fenómeno del ajedrez, e injusto sería también no nombrarle.
   
Eirian hizo el viaje desde casa en coche dormido, se le notaba. En las primeras partidas no tenía el tono. El, a sus cuatro años es de la categoría Sub-8 (años). Pero en estos momentos va segundo de la categoría superior, Sub-10 (años). Ha escalado como unos diez puestos de la clasificación general.
   
Se nota que le gusta el ajedrez, que lo juega con ganas, lo hace fácil. Es como si el ajedrez lo hubiesen inventado para él.
   
Me ha dicho un pajarito que hago llorar a su profesora por mis artículos, pero como sé que es de gozo, me alegro. Pocos escritores podrán decir que, con su pluma, han hecho llorar a alguien. Excepto los redactores de economía de hoy en día...claro, pero estos hacen llorar de pena.
Va muy seguido de Andrés Fernández, que no ha defraudado. Destacó también a los 4 años, como Eirián, y ya ha conseguido, a sus 7 años, ni más ni menos que 17 trofeos en torneos que le han llevado sus padres.
   
Eirián tiene un secreto, pero no lo sabe nadie, solo su padre. Y es que a mitad de la sesión, desaparecen los dos. Yo apuesto que van a reponer fuerzas, con un buen tazón de leche con cola-cao.


Jose Barreda. A la sombra de lo Campanar. (Alcalá de Xivert)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada